Skip to content

Presoterapia antes y despues

presoterapia
Presoterapia antes y despues
5 (100%) 1 vote

La terapia de presión es un tratamiento médico y cosmético que utiliza la presión del aire para drenar la linfa. Entre los beneficios de la presoterapia destacan el tratamiento del edema, la corrección de alteraciones del sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir la formación futura de celulitis.

El tratamiento de la presoterapia se realiza a través de fundas o botas (especiales para presoterapia) que cubren las piernas y los glúteos, a través de las cuales se realiza una presión positiva sobre el cuerpo alternando hacia arriba, por lo que también se denomina presoterapia secuencial. A través de estas ondas de presión, la terapia de presión estimula el sistema circulatorio, generando drenaje linfático y contribuyendo así a la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan celulitis, edema, linfedema y trastornos venosos como varices.

La terapia de presión es capaz de reactivar el sistema circulatorio, aumenta la oxigenación del cuerpo, estimula el sistema inmunológico y tonifica los músculos. Por lo tanto, la terapia de presión se recomienda para personas que sufren alteraciones en la circulación de retorno (venosa y linfática), que sufren de linfedema, edema postraumático o insuficiencia venosa, y que sufren de venas varicosas.

Al mismo tiempo, la presoterapia es un buen tratamiento para aquellas personas que desean perder peso, y acompañar una dieta con un tratamiento de modelado que, a través de la técnica de la presoterapia, ayuda a favorecer el descenso y moldear y tonificar el cuerpo, prevenir la retención de líquidos, eliminar la celulitis y evitar la flacidez característica de la obesidad o de los cuerpos que han sufrido una pérdida brusca de peso. También se recomienda el uso de la presoterapia para aquellas personas que se someten a una liposucción, aplicando sesiones de presoterapia antes y después de la cirugía, lo que contribuye a reafirmar el tejido (la liposucción por sí sola no garantiza la desaparición o prevención de la celulitis, ni la firmeza). También se recomienda en tratamientos de intralipoterapia (Aqualyx) para reafirmar la piel.

Terapia de presión corporal

Cuando se usa para tonificar, la terapia de presión está comenzando a ser usada como un suplemento para los atletas. A diferencia del ejercicio físico y otras formas de tonificación, al final de una sesión de presoterapia las piernas se sienten más ligeras y descansadas, debido a las mejoras circulatorias, que son la base del tratamiento.

Finalmente, es importante notar que la terapia de presión es uno de los pocos tratamientos cosméticos que no están contraindicados para las mujeres embarazadas. Siempre con la supervisión y recomendación de un obstetra o ginecólogo, una mujer embarazada puede recurrir fácilmente a la terapia de presión para prevenir la formación de celulitis o para reducir el edema o la pesadez en las piernas

Presoterapia antes y después

La presoterapia como tal no hace perder peso, decir lo contrario sería hablar sin propiedad. Como ya hemos dicho, este tratamiento estético tiene un gran número de beneficios que tienden a favorecer el drenaje de los tejidos para eliminar la celulitis y el tejido graso. Pero está claro que la terapia de presión por sí sola no le ayuda a perder peso. Para ello debes seguir ciertos consejos de los expertos y, sobre todo, llevar una vida de hábitos alimenticios saludables y hacer deporte con regularidad.

Las sesiones de terapia de presión generalmente duran entre 20 y 30 minutos. Suelen realizarse una o dos veces por semana y dependiendo de lo que se quiera conseguir con ellas se repiten durante 4 o más semanas.
Si lo que estamos tratando es una inflamación o edema posquirúrgico, recomendamos de 6 a 10 sesiones repartidas dos veces por semana. Por otro lado, si el objetivo del tratamiento es el mantenimiento, ya que la persona tiene una disfunción en su sistema linfático o circulatorio, se recomiendan sesiones dos o más veces a la semana y de forma continua. Es por eso que algunas personas compran el dispositivo y lo practican en sus propios hogares.

Los resultados se notan al final de la sesión, la necesidad de orinar es uno de los signos más comunes que indican que el tratamiento ha cumplido su función. La sensación de ligereza en las piernas, de sentir el tejido más “descansado”, es una de las experiencias más experimentadas por las personas que utilizan el tratamiento. A largo plazo, hay una notable mejora en la circulación, tanto sanguínea como linfática, se reduce el volumen de las piernas debido al efecto drenante, se previene la celulitis y las varices, se tonifican las zonas tratadas y también es un masaje que produce mucha relajación ya que disminuye la presión arterial ya que puede, en muchos casos, ser como tener las piernas más delgadas y sin que las personas celulíticas se duerman.

Vídeos de Presoterapia antes y después

Imagenes de presoterapia

presoterapia
presoterapia